LOS RETOS DE LA FAMILIA

noticias_6_famillia_chilenaCuando para los padres de familia no es de vital importancia educar y formar a sus hijos, estamos criando y creando individuos que serán parte de la legión de los antivalores.

La historia demuestra que cuando las sociedades se relajan, viene la decadencia, es decir, los descalabros sociales, que arrastran a la ruina moral, económica y social.

Las revoluciones y guerras, en general, son manifestaciones y/o consecuencias de una deficiente impartición de justicia. También se deben a la manipulación y distorsión de lo que es y debe ser la justicia.

La familia, desplazada como guía de niños y jóvenes, es sustituida por “cibernanas” como son el internet, los videojuegos, la televisión, la música subliminal, etc.  Otro mal substituto, son las pandillas.

Esto no implica que no sean buenos medios de comunicación, lo mismo que  de entretenimiento, pero si no hay supervisión, hay confusión. Es mucha información, con poca educación, lo que desemboca en deficiente formación.

En las familias de hoy, escuchamos “eso de quedarme en casa cuidando hijos, y marido es anticuado, y del siglo antepasado”.  La realidad es que los hijos no son precoces, sino dependientes de los cuidados de los padres. Lo justo es brindarles cuidados, protección, abrigo, instrucción, educación, formación, pertenencia e identidad.

La atención y respeto entre los padres, permite conservar la unión de éstos, lo que consecuentemente ofrece un nicho donde los hijos puedan desarrollarse  positivamente.

Tristemente, cuando hay actos de violencia extrema, se asoma, como una constante, una familia fracturada o la carencia de integración de ésta. Los males en la familia, no quedan ahí, sino que tienen repercusiones en la sociedad.

No importa en que siglo vivamos, siempre va a ser importante nuestra función como padres y educadores de esos niños, y que lo único e importante que en verdad  necesitan, es AMOR.

El cariño, permite dar atención, sin que sea una carga el participar en el bienestar de la familia. Hay que tener presente, que el bien común se vive en la familia, de donde se proyecta a la sociedad.

El individuo que pertenece a una familia, tiene una base hacia adentro.  A la vez, tiene el sentido social, que estará presente en su interacción con otros individuos, ya sea en la escuela, el trabajo, los centros recreativos, las actividades deportivas, otras familias, amistades, asociaciones religiosas, etc.

Los valores y virtudes nos enseñan a vivir la realidad.  Hay mucha diferencia entre un “reality show” y las experiencias reales.  El individuo debe aceptar lo que es real y esforzarse.  Hay que enseñar a nuestros hijos, que lo bueno cuesta, que es para siempre, que te mantiene libre, que no se agota, que es justo y por ello hay que vivirlo y dárselo a las futuras generaciones.

Las pasiones y bajos instintos han existido desde tiempos inmemoriales.  Lo  mismo sucede con lo vulgar o lo grotesco. El ser humano, sobresale por su capacidad de adaptación. Esto no implica que deba adaptarse a lo que va contra natura, ni a lo que con etiqueta de liberal, moderno o equitativo, nos precipite hacia la decadencia, a la pérdida de los valores, reconocidos y construidos dentro del tejido social durante siglos.

Viene otro aspecto, pues quienes pregonan equidad entre lo bueno y lo malo, entre lo virtuoso y lo decadente, en muchas ocasiones, reclaman sus derechos, pisoteando los de los demás, o los derechos de la mayoría.

Consideran que el respeto, son actitudes y deberes que los demás deben tenerle. Que el resto le sea tolerante, que se sacrifique, que demuestre dominio de sí mismo, en un callejón de un solo sentido.

Recuerdo aquella anécdota de una persona que conduciendo su auto, se metió  en sentido contrario al freeway, mientras escuchaba en la radio, que un aviso urgente advertía que un carro circulaba en sentido contrario a gran velocidad.  Lejos de darse cuenta de lo que estaba sucediendo, mientras esquivaba  los carros que le venían de frente, vociferaba…”¿UNO?,  no hombre…, ¡CIENTOS DE CARROS!

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s