LA FELICIDAD

Si de pronto despertaras en el compartimento de un tren que corre a toda velocidad sin saber quién te metió ahí, ni por qué, sin duda te harías ansiosamente muchas preguntas: ¿Cómo vine a dar aquí?, ¿A dónde me llevan?, ¿Qué me van a hacer?

Nuestra vida corre a toda velocidad hacía un término, por lo tanto, lo más natural es que nos preguntemos ¿Por qué estoy aquí? ¿Cuál es mi verdadero destino? ¿Vale la pena vivir? ¿Por qué tengo que morir? ¿Qué soy en medio del universo?

Si no te has hecho seriamente estas preguntas, es momento de que reflexiones.  Y si has reflexionado en estas cosas, ¿tienes ya una respuesta plenamente satisfactoria a problemas tan fundamentales?

Yo te voy a plantear específicamente uno, en el que quiero que reflexiones:

¿Para qué quieres vivir?

Después de haberte dejado pensar un poco y darte a ti mismo una respuesta, yo me voy a atrever a contestar por ti y a decirte que tú buscas SER FELIZ.

Fuimos creados para compartir la alegría de existir, de conocer, de amar, de ser felices. Con esto se contesta otra pregunta, el saber hacia donde va tu vida, y te puedo asegurar que eres un hambriento de felicidad.

Todos los seres humanos tendemos a ella y la buscamos, pero pocos saben en donde se encuentra. Sin embargo, estando todos los seres humanos destinados a la felicidad, debe de estar en algo que todos también puedan alcanzar.

Este tema de la felicidad tiene para mí una gran importancia, ya que no vivimos aislados y nuestros actos siempre tienen trascendencia, por lo tanto no podemos pensar que empezaré a ser feliz dentro de algunos años, cuando alcance mis metas profesionales o familiares.¡ Tenemos que hacerlo ya, desde este mismo momento!  No podemos pensar en hacer felices a nuestra familia el día de mañana, si nosotros no lo somos desde ahora.

Dile SI a la felicidad, ya que de ella va a depender el éxito de nuestras vidas, de los que nos rodean y de aquellos que dependan de nosotros en su crecimiento y educación.

La felicidad la encontramos dentro de nosotros mismos, y al poseerla, nos va a provocar un estado de satisfacción completa, pero tenemos que entrenarnos a ella y a nuestro propio dominio personal, logrando así un equilibrio emocional que nos ayudará a gozar de ella.

El ambiente donde nos movemos puede influir para que yo no me sienta feliz, pero cuidado en confundir situaciones que provocan tristeza con infelicidad. La muerte de un ser querido, una enfermedad, un divorcio, problemas económicos, son situaciones que nos afectan en nuestro estado de ánimo, y nos afectan de manera temporal o definitiva, pero la felicidad es mucho más que eso y dependerá de mi voluntad para superar y aceptar los problemas.

La felicidad cuesta, debe de ser obra nuestra el dirigirnos hacia el lugar en que ésta se halla; dependerá el encontrarla de las metas y caminos que nos tracemos y después de conquistarla, la emanaremos en la prosperidad y en la adversidad.

Quiero compartir un video que te puede ayudar a reflexionar.

Una respuesta a “LA FELICIDAD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s